Brazo de gitano de naranja

El brazo de gitano de naranja o torta de laranja es una receta típica portuguesa muy popular en la merienda o para el postre. Resulta una receta muy fácil de elaborar, queda muy suave y esponjosa y tiene un intenso sabor a naranja. Además, su presentación enrollada es siempre muy atractiva. Su textura tan suave y nada pesada se debe a que lleva muy poca harina en su elaboración, y sin embargo sí que lleva muchos huevos (uno por persona), por lo que más que un bizcocho, nos recordará a un flan casero.

Ingredientes:

  • 4 huevos
  • 250 gr. de azúcar
  • Unos 200 ml de zumo de naranja recién exprimida
  • La ralladura de la piel de una naranja
  • 60 gr. de mantequilla
Brazo de gitano de naranja

Receta de Brazo de gitano de naranja

  1. Precalentamos el horno a 200º
  2. Seleccionamos un molde apto para horno y que sea rectangular, de unos 25x30cm.
  3. Forramos el fondo del molde con papel de horno, procurando que quede lo más pegado posible al fondo
  4. Fundimos la mantequilla en el microondas
  5. En un recipiente ponemos el azúcar, los huevos y la ralladura de naranja, batiendo con unas varillas manuales o eléctricas sin que los huevos se lleguen a montar y sin que la mezcla haga espuma
  6. Añadimos el zumo y la harina, y volvemos a batir bien, agregamos entonces la mantequilla y mezclamos
  7. Incorporamos la mezcla al molde, introducimos la mezcla con el horno ya precalentado, y horneamos durante unos 25-30 minutos.
  8. Una vez transcurrido este tiempo, extendemos un paño de cocina sobre una superficie lisa, sacamos el molde del horno y desmoldamos, volcando con fuerza sobre el paño y despegando con mucho cuidado el papel de horno
  9. Ayudándonos con el paño, vamos enrollando el pastel con cuidado, siempre por la parte más larga, hasta formar un brazo de gitano
  10. Retiramos el paño y pasamos el brazo de gitano, con mucho cuidado, a una fuente alargada.
  11. El brazo de gitano se consume frío, esperaremos el tiempo suficiente para poder servirlo
  12. El brazo de gitano de naranja admite una serie de presentaciones muy atractivas y, además, muy apetecibles. Podemos espolvorearlo con azúcar glass antes de cortarlo en rodajas, o bien poner de adorno unas ralladuras de naranja. También podemos poner unas lascas de chocolate, preferiblemente negro. El chocolate negro y la naranja combinan a las mil maravillas.
Aviso legal - Política de cookies